España

Costa Rica 2005: Puerto Jiménez.

Hoy vamos a dedicar el día a conocer este pequeño pueblo y organizar la salida, para mañana ir al Parque Nacional de Corcovado.  Como vimos en el mapa anterior Puerto Jiménez se encuentra en la península de Osa. Antiguamente era centro de extracción minera de oro, ahora es la principal entrada para visitar uno de los Parques Nacionales más virgen y natural del país desde mi punto de vista. Podemos llegar a este lugar de varias formas: en avioneta (compañías Sansa y Nature Air), en coche (nos comentaron que la carretera estaba muy mal, hablamos del año 2005) y por mar (como nosotros hemos hecho, mediante un bote desde Golfito). Puerto Jiménez cuentan con varios servicios de primera necesidad: clínica, cruz roja, bancos, policía, supermercados, colegio, alojamientos, restaurantes entre otros servicios básicos. Nosotros caminamos hasta la calle principal, donde se encuentra  la mayoría de los establecimientos. Buscamos transporte para dirigirnos al parque, los servicios públicos que se encuentran aquí cobran mucho. 
 Seguimos buscando, nos paramos a tomar un café en un local y preguntamos, y nos comentan que el servicio colectivo es más económico. Nos dirigimos al lugar donde parten estos vehículos. Cuando llegamos hablamos con la chica que es la responsable de este tipo de servicios, llegamos a un acuerdo para la salida y recogida para el parque nacional para mañana.  Una vez conseguido nuestro propósito aprovechamos el tiempo para conocer la ciudad.

Luego nos retiramos al hotel a descansar y leer un poco, y sobre todo a observar aves.
A la hora de comer volvemos al centro del pueblo para comer en el Restaurante Carolina, comemos muy bien.



 Para esta tarde tenemos planificado una salida muy especial. Nuestro hotel está dirigido por un estadounidense,  hemos hecho amistad con las dos  jóvenes que trabajan en el comedor, así que hemos quedado con ellas y el hijo del dueño, unos 10 años, para salir a pescar cocodrilos.  Bueno de lo de pescar es entre comillas, después de ir al supermercado y comprar sobras  de pollo, nos fuimos los cinco a los manglares. Pues con una tanza y amarrando la carne comenzamos a lanzarla dentro del agua y ver como los cocodrilos se peleaban por ella y algunos salían del agua en busca de más, todo esto lo hace el chico de 10 años y nosotros a retroceder. Mientras estábamos en la labor, se nos acercó un guarda del manglar y comprobó que no estábamos usando anzuelos.  Así estuvimos un buen rato.  





Terminamos paseando por la playa cerca del embarcadero antes de retirarnos. Por la noche unas cervezas en el hotel y a dormir que mañana madrugamos. Nos leemos. Viernes 26 de agosto.  23 Día.

No hay comentarios