España

Costa Rica 2005: P. N. Corcovado.

Después de desayunar y preparar las mochilas nos dirigimos hacia el centro del pueblo. Una vez que llegamos al lugar donde salen los coches colectivos que hacen la ruta hasta la entrada del Parque Nacional de Corcovado, tenemos que esperar unos 20 minutos. Va llegando la gente y sobre las 8:30 horas partimos hacia el parque.  La ranchera va dejando gente y recogiendo más personas por el camino, obreros, amas de casas, maestras, etc. Después de unas 2 hora y algo más llegamos hasta Carate, lugar de partida para visitar el Parque Nacional. Tenemos que estar de vuelta a las 17 horas. Esta zona es llamada así por la desembocadura del río Carate.


Así que comenzamos a visitar parte del parque, ya he dicho que necesitábamos mucho más tiempo para poder conocer mejor la zona y poder acampar en el centro del parque y con un guía poder conocer más esta zona virgen.  Esta reserva se considera la más importante del país. Comenzamos a caminar por la playa, inmensa y con una vegetación hasta la orilla.  Con más de 500 especies de árboles, 140 especies de mamíferos, 367 clases de pájaros, 40 especies de peces de agua dulce y 117 anfibios documentados en esta área, el parque nacional Corcovado ha sido llamado "...una de las zonas más biológicamente intensas del mundo" por la revista National Geographic.



Existen dos senderos principales, uno que corre a lo largo de la costa (este es el recorrido que hacemos nosotros), y uno al interior, y 4 estaciones de guarda parques donde se puede pasar la noche: 3 en las entradas del parque, y 1 donde se cruzan los senderos. Uno de ellos corre de noroeste a sureste junto al océano, con la Estación Sirena aproximadamente a medio camino, desde donde sale el otro sendero hacia la Estación Los Patos, en el extremo este del parque.


Nosotros tenemos la suerte de ver los siguientes animales en el sendero de la playa, donde se pueden observar guacamayas, cangrejo ermitaño, pelícanos pescando en el mar, mono araña, coati, ardilla común, monos cariblancos (capuchinos),  tangara palmera y varios pájaros.


En la playa encontramos algunos chicos haciendo surf, y también podemos ver las cabañas (imagen al final en las diapositivas) donde se hospedan a la entrada del parque. Hemos visto que muchos lugareños usan un carro con un caballo para poder moverse por esta inmensa playa.



Sobre las 16:30 horas llegamos otra vez a Carate, donde esperamos a la ranchera para volver al pueblo. De regreso coincidimos con varios buscadores de oro, como ya había comentado Puerto Jiménez fue un lugar de extracción de oro, nos narran varias aventuras y lo difícil que es dicha profesión, que a veces están varios meses alejados de su familia para conseguir un poco del preciado metal. Nos leemos. Sábado 27 de agosto.  24 Día.



No hay comentarios