España

Camboya y Vietnam 2012: Hacia Camboya.

Hoy nos despedimos de las tierras vietnamitas y de su gente para entrar en Camboya. Nos levantamos a las 5 horas y después de desayunar partimos hacia el embarcadero.  Ya que desde esta ciudad, Chau Doc, la mejor forma de llegar a Phnom Penh es en barco, siguiendo el río Mekong, pudiendo elegir entre el barco lento, 10 horas, o el barco rápido, 5 horas. Una vez en el embarcadero nos despedimos de nuestro amigo y guía Thang,  un gran profesional.



Siempre buscando la forma de aprovechar el tiempo y como la diferencia económica no es muy grande, hemos decidido tomar la lancha rápido, así llegaríamos al mediodía a Phnom Penh.  En la lancha vamos 13 turistas, uno de los cuales es oriental. Después de una hora y media de recorrido llegamos al puesto fronterizo de Vietnam, uno de los chicos de la barca recoge los pasaportes. Nos bajamos y entramos en una  cafetería, donde también tenias servicios de cambio de moneda, aquí cambiamos  Dong por Riel. 





Volvemos a subir a la lancha y nos entrega un formulario que debemos rellenar para la entrada a Camboya. A los cinco minutos de trayecto nos  volvemos a bajar en el puesto fronterizo camboyano, aquí tenemos que entrar un puesto donde ahora si podemos observar a los militares. Le damos los pasaportes y los formularios al mismo chico anterior, y se va hacia una oficina a realizar los trámites, después de unos 15 minutos regresa. Nos entrega los pasaportes y  la copia del formulario y pasamos por unas ventanillas para que nos pongan el sello. El visado cuesta unos $25 por persona. Se despide el chico que nos acompaño para realizar los trámites y volvemos a la lancha. 



Comenzamos un trayecto de unas tres horas y unos quince minutos hasta llegar a Phnom Penh. En el recorrido podemos observar el ir y venir de todos los vietnamitas y camboyanos que viven de este río, ya que es principal fuente de recurso: pescadores, agricultores, ganaderos, comerciantes todos pasan por este gran río.


 Sin embargo, nada más cruzar a la parte camboyana del río empezamos a apreciar las primeras diferencias, aunque sólo fueran arquitectónicas. En Camboya, los tejados abandonan las tejas con forma de bambú y empiezan a convertirse en preciosos salientes picudos. La arquitectura jemer se asemeja a la tailandesa, aunque tiene un aspecto muy peculiar y reconocible a primera vista. 


Una vez en el embarcadero y de haberle dicho a los maleteros, que nuestras maletas las llevábamos nosotros, a lo lejos vemos a nuestro nuevo guía. Nos presentamos y el chófer coge la maleta de Inma, el guía se llama San. Bueno nos llevan a almorzar a un restaurante algo selecto para nuestro gusto, pero con una gran decoración, el Khmer Surin Restaurant. Donde probamos el pescado a estilo camboyano, verduras, arroz, rollitos y una sopa. Ha estado bien, pero la bebida a precios europeos. Nos leemos. Domingo 23  de septiembre 2012, 21 Día.



No hay comentarios