España

Vietnam y Camboya 2012: Tumba Khai Dinh.

Nos vamos almorzar, después de ver tanta comida en este mercado nos ha entrado hambre. Nos llevan a un restaurante que se encuentra en el extrarradio de la ciudad, La Thong Restaurant. Bueno la decoración está muy bien y el servicio es excelente, nos colocan una bandera de España en la mesa, y comprobamos que todos los demás clientes también tienen la bandera de su país de procedencia. Restaurante para turista, por lo tanto  NO nos gusta, la cerveza a $2,5 (muy caro), la comida poca, sinceramente preferimos otro tipo de restaurantes.

Ahora nos dirigimos hacia la visita de las Tumbas Reales, estos mausoleos han sido construidos a la orilla del río Perfume, por los reyes de la Dinastía Nguyen. Nosotros vamos a dedicar la tarde a visitar dos. Comenzamos por la Tumba de Khai Dinh, este emperador estuvo en el poder entre los años 1916 y 1925. Este emperador fue un títere del gobierno francés y solamente legitimaba las órdenes del  gobierno francés. 

Destaca este mausoleo por su estructura completamente diferente al resto de las Tumbas Reales, mezclando elementos europeos y vietnamitas. Nada más llegar nos encontramos con una enorme escalera, nada más y nada menos que unos treinta y seis escalones, con un impresionante pasamano con forma de Dragón,  que nos permite llegar hasta el patio flanqueado por dos salones.


Un nuevo tramo de veinte seis escalones nos permite llegar al Patio de Honor, donde está ubicada la Estela, que contara alguna hazaña. En este patio podemos encontrar a ambos lados dos filas de estatuas a tamaño natural de elefantes, caballos y mandarines civiles y militares. Los mandarines civiles llevan sombreros cuadrados y sostienen el símbolo de su autoridad: un centro de marfil; los mandarines militares llevan sombreros redondos y sostienen espadas.




Después de otros tres tramos más de escaleras llegamos al Palacio Dinh, construido en mármol. Nos impresiona su fachada tan recargada pero al mismo tiempo bonita. Entramos y podemos comprobar como en las paredes como en el techo están decorados con murales dedicados a las cuatro estaciones. También encontramos algunos objetos personales, regalos de Francia y fotografías del emperador. 





Llegamos a la sala donde se encuentra el sepulcro, en el centro de la sala hay un pedestal con una estatua de bronce de Khai Dinh en traje de ceremonia con un sol a su espalda, como símbolo del poder divino, y situada bajo un dosel decorado con mosaicos de cerámica y vidrio. Los restos del emperador yacen bajo la estatua, a 18 metros de profundidad.



Terminamos la visita, salimos y aprovechamos el tiempo para contemplar las hermosas vistas desde este Palacio. Bueno como ya es costumbre un saltito entre estas figuras. Nos leemos. Viernes 14  de septiembre 2012, 12 Día.




No hay comentarios