Destacado

Vietnam y Camboya 2012: 2º Día Halong Bay.

Después de un recorrido de una hora y algo, llegamos a una zona rodeada de islotes, que permite a los barcos estar tranquilos y protegidos. 

Es un lugar tranquilo con pocos barcos, y con toda la esencia de la Bahía de Halong, rocas kársticas, aguas tranquilas, un paisaje de postal, esto es lo que buscábamos en Halong Bay.

Nos preparan dos kayaks, vamos a dar un paseo de una hora. Nunca hemos subido en uno, así que dejamos la cámara atrás por precaución. Solamente puedo narrar lo sucedido, bajan los dos kayaks, subimos en uno mientras Houng sube en el otro. Comenzamos  el recorrido el guía navega hacia la derecha y nosotros hacia la izquierda, nadie nos explica nada, así que empezamos mal. Houng nos grita de lejos “Francisco, follow me”, le comento a Inma si lo cojo vera esté, jajjaja. Nada al final le cogemos el truco y giramos, le seguimos. Navegamos cerca de la orilla, es impresionante ver estas rocas de cerca, pasamos una pequeña cavidad que nos permite entrar en una laguna rodeada de rocas. Seguimos remando, nos cuesta un poco pero nos vamos sincronizando Inma y yo. Nos encontramos con varios grupos de kayaks, por ejemplo en una de las cuevas que atravesamos, una pareja se fue contra la pared, no paso nada pero nos subió la moral, nos somos los únicos novatos.  Nos acercamos a una pareja de vietnamita que pescan en su barca y nos enseñan una especie de calamar pequeño. Nos alejamos y seguimos navegando, y por supuesto disfrutando de este hermoso lugar.  
 A  las once y media llegamos al barco.  Aprovechamos el momento para darnos un baño, el agua no está caliente como el día anterior.  Aprovechamos la barandilla del barco como trampolín.
Después de un buen remojón, ponemos algo de música y nos tomamos unas cervezas, aprovechamos el momento y el lugar.  Estar oyendo música y tomar una cerveza en buena compañía en un lugar tan idílico no tiene precio, PURA VIDA.

 A las doce y media nos reclaman que ya que la comida esta lista. Una sopa de millo, pescado, gambas,  pulpo, y de postre la fruta del Dragón. Luego seguimos tomando el sol.


Nos ponemos en marcha (15 horas) y nos dirigimos hacia un vivero de ostras. Desembarcamos y nos explican el procedimiento de como cultivar las perlas, este proceso lo hemos visto varias veces en otros países, esto nos permite estar más atento a otras cosas, a los paisajes, una figura de elefante, un vivero de peces, etc.




Una vez que subimos al barco, Houng nos comenta que ha habido un problema con el barco donde tenemos que alojarnos, es decir el de anoche, esta averiado. Nos comentan que nos espera un nuevo barco, sobre la marcha nos ponemos algo nerviosos por nuestras cosas, la maleta y todo los enseres que habíamos dejado en el camarote. Nos intenta tranquilizar, pero siempre uno piensa en lo peor. Cuando llegamos al barco nos están esperando toda tripulación nos despedimos de Houng y la tripulación y embarcamos en el nuevo barco. Nos acompañan al camarote principal, nos ha dejado la suite, con una botella de vino y comprobamos nuestros enseres de viajes, y esta todo completo, son todos unos profesionales.
Subimos a la terraza y conocemos a nuestros nuevos compañeros de viajes (holandeses). Nos relajamos y vemos la puesta de sol. A las siete y media nos vamos a cenar, un menú compuesto por sopa de mariscos, ensalada de mango y calamares, pescado en hierba de limón y ternera con pimienta.  Después de cenar nos relajamos sentado  y observando el mar. Termina un día muy interesante, Nos leemos. Miércoles 12  de septiembre 2012, 10 Día.

No hay comentarios