España

Costa Rica 2005: Monteverde.

Sábado 18 de agosto, una vez más dejamos el hotel y nos dirigimos hacia un nuevo destino, La Reserva de  Santa Ana, el bosque nuboso. La Reserva Santa Elena está situada 7 km noreste del centro de Santa Elena. La Reserva ofrece una oportunidad excepcional para caminatas, donde encontramos helechos gigantes, bambú, y palmeras que crecen en abundancia debajo de las copas de los gigantescos árboles que forman un bosque tropical.
Comenzamos haciendo Sky Trek, es un sistema de poleas que permite a las personas de todas las edades volar con confianza a través de la selva mediante un cable. Son unos veintiún puntos de lanzamiento, y vamos subiendo en altura poco, pasando cerca de los árboles o por encima, e incluso entre ellos, es una gran experiencia. 





En los primeros doce, creo recordar, son de retorno, es decir podemos parar y bajarnos, pero a partir dese momento no hay vuelta atrás. Seguimos hasta llegar a uno de los puntos, donde el cable es uno de los más largos, y donde debemos lanzarnos de dos en dos, y para poder coger velocidad y llegar al final sin problemas. Solo se me ocurre preguntar qué pasaría si nos quedamos en la mitad del recorrido suspendido a no se cuanta altura. Y nos comentan que debemos de regresar a uno de los dos puntos a mano, es decir impulsándonos mediante las manos poco a poco, gracias a dios que llegamos al final. Es una experiencia que merece la pena pasar.



Una vez que hemos tenido un chupinazo de adrenalina, ahora nos vamos hacer Sky Walk. Esta opción nos permite ver la flora y la fauna, algo más complicado, de los bosques a un ritmo más lento. Caminamos por unos puentes que nos permite estar a la altura de los árboles.  La verdad que obtenemos una diferente perspectiva del bosque.


Dejamos atrás estos deportes de aventura y nos vamos al Parque Nacional Monteverde. Caminamos un rato y nos volvemos al coche ya que el tiempo no acompaña. Nos ponemos en ruta, nuestro próximo destino es Liberia. Paramos a almorzar en una Soda o restaurante que se encuentra en la misma carretera Panamericana.  Llegamos a Liberia y seguimos hacia Tamarindo, donde nos espera nuestro hospedaje. Pero  se nos hace de noche y nos pasa de todo, en una carretera oscura, pummmm, pinchazo.  Memo abre el maletero y saca un gato de aire lo enchufa al encendedor del coche y comienza a hincharse y subir el coche, alucinante. Saca la goma del maletero y se da cuenta que le falta la llave para las tuercas, que putada, gracias a dios que  a unos metros hay otro coche con el mismo problema y nos presta la llave. A los pocos kilómetros, otro pinchazo, por favor.  Tenemos que seguir no nos queda otro remedio hasta llegar a una gasolinera (bomba) que esta unos kilómetros. Solucionamos el pinchazo y por fin llegamos a Tamarindo.  Cuando llegamos a la habitación nos damos cuenta que faltan las toallas. Nos vamos a recepción y nos comentan que hasta mañana nada de nada, ya que la lavandería está cerrada. Termina este gran día. Nos leemos.

No hay comentarios