España

Cuenca 2006: Belmonte.

Jueves, 7 de diciembre de 2006. Después de desayunar nos ponemos en ruta, nuestro destino es Belmonte. Cogemos la nacional 420 hasta llegar a  la villa natal de Fray Luís de León (casa natal en Lucas Parras, nº 20, lunes cerrado). En este lugar se ubica la aventura de los leones uno de los capítulos más conocidos del Quijote. Recinto defensivo compuesto por puertas y  murallas. 


Nuestra primera visita es el castillo, construido por el marqués de Villena entre 1456 y 1470, de estilo gótico-mudéjar-plateresco. En este mismo castillo está ubicada la Oficina de Turismo. Una avenida de cipreses conduce a su entrada. Precio de la visita 2,00€.



El exterior de forma pentagonal, se une con las murallas que bajan hacia la población; tiene en el vértice la puerta al exterior, de portada gótica y balaustres laterales, y aproximadamente en el otro extremo del recinto otra puerta, o puerta falsa, también con balaustres, que relaciona el castillo con el pueblo.


El recinto interior es el castillo propiamente dicho, de forma triangular, formado por tres cuerpos rectangulares adosados por los vértices, dejando un espacio triangular interior, con dos cuerpos edificados y el tercero con la torre del homenaje; cada vértice está reforzado con una torre, seis en total, de forma circular.


Bajamos hacia el centro de la villa donde llegamos a la Iglesia Colegial de San Bartolomé, donde se  encuentra la pila donde fu bautizado el famoso fraile y que está considerada monumento nacional. La entrada con visita guiada dos euros.


Se construyó sobre la antigua parroquia visigótica del siglo V. A instancias del I Marqués de Villena, D. Juan Pacheco. Fue instituida como colegiata por el Papa Pío II en 1.459, según la Bula del Concilio de Basilea en 1.436.  La puerta del Sol, orientada al medio día está flanqueada por dos pináculos góticos. La puerta de los Perdones, es la de poniente, en la que dos arcos germinados y rebajados se cobijan bajo otro ligeramente apuntado.



De las estancias más destacables de la Colegiata, está el Coro, (de Egas Cueman y Hanequín de Bruselas en 1454), la Capilla de la Anunciación, (capilla de la familia de Fray Luis de León),Capilla de S. Pedro y S. Pablo, Capilla Mayor, Capilla de Santiago o la Capilla de Bautismo.



A un paso en la calle de La Iglesia se encuentra el Palacio de Buenavista, una hospedería donde puede uno alojarse o comer un rico pisto manchego, gachas o morteruelo.Una vez más tomamos el coche para dirigirnos a  nuestro siguiente destino. Nos leemos.

No hay comentarios