España

China 2011: Noche en Hong Kong.

Sábado, 24 de septiembre de 2011.  Día 26. Son las 6 de la tarde y cogemos la guagua desde el hotel hasta el embarcadero del ferry. Cruzamos el Puerto Victoria, así es como se llama esta área de mar comprendida entre la isla de Hong Kong y la península de Kowloon; y por segunda vez estamos en la isla de Hong Kong



Cogemos una vez más la guagua turística, aún nos vale el billete de esta mañana, nuestro objetivo es ver la ciudad de noche, con todos los carteles de neones encendidos. Volvemos a coger la línea H2, con una variante a partir de las 19:34 horas pasa por la calle Hennessy Rd una de las calles principales del centro de la ciudad. Podemos comprobar en situ la cantidad de neones y letreros que decoran los comercios, y viviendas. Lo más curioso, son las masetas de algunos edificios que también son iluminadas. En algunos edificios juegan con los colores, pasando por tres o cuatros tonos, haciendo que todo el edificio en si sea un letrero. 





Después de recorrer por última vez estas calles, escenario de muchas películas volvemos a la estación de ferry. Cruzamos una vez más y nos quedamos un rato en el mirador que está enfrente de la isla de Hong Kong, donde podemos ver y observar una de las panorámicas más fotografiadas de este mundo, todos los edificios iluminados. Aprovechamos para comprar unas botellas de agua, ya que esto puestos ambulantes que rodean este mirador es mucho más económico.





Buscamos un sitio para cenar, caminamos por las calles Ashely, Hankow y Canton Road en busca de un restaurante. Mucha gente aún pasea por estas calles, algunos de compra, otros a cenar como nosotros. Una de las calles podemos comprobar una pantalla enorme que cuelga de uno de los edificios donde están dando un partido de fútbol. Al final encontramos un  restaurante muy bueno y donde nos atienden muy bien, el restaurante es Delicious Kitchen.


Son las 22 horas y nos dirigimos hacia la parada del bus y desde allí al hotel. A descansar que mañana nos vamos de China. Esto se acaba. Nos leemos.

No hay comentarios