España

Perú 2008: Trujillo.

Día 22 Vigésimo segundo. 10 de septiembre de 2008.
A las nueve horas salimos del hotel, nuestra guía se llama Mirella. Primero visitamos la Huaca de la Luna, y desde allí vemos la Huaca del Sol, que aún no se puede visitar. Estas huacas son de la cultura Mochica, en el siglo V, este recinto presenta un número innumerable de tumbas y mosaicos, así como un altar, donde se hacían sacrificios. Estos lugares eran utilizados con carácter religiosos y administrativos. Esta huaca esta cerca del Cerro Blanco, lo que más nos ha impresionado ha sido cuando hemos bajado hacia la plaza principal, donde se reunía el pueblo, podemos contemplar como las paredes que rodean la huaca, tienen unos mosaicos que son todo una maravilla para los ojos. En la entrada de esta huaca hemos contemplado por primera vez el perro peruano, que se caracteriza por no tener pelos.




A continuación hemos visitado la Huaca del Arco Iris, de la cultura Chimú. En este templo podemos encontrar hermosos relieves donde destaca el arco iris adragonado, escena de danzantes y 14 colcas o almacenes donde depositaron ofrendas. Esta huaca tiene forma de pirámide truncada.

Desde allí nos dirigimos al pueblo de Huanchaco, pueblo de pescadores que aún siguen usando los caballitos de totora para sus pescas, son pequeñas embarcaciones de totora, cada pescador tiene unas dos o tres, debido que cada vez que se usa tiene que dejarla un tiempo al sol para su secado, nos comentan que la vida de estos caballitos de totora son de tres meses. En la playa hemos vistos estos pescadores con varios sacos de cangrejos, los cuales han sido pescados con estos caballitos de totora, los meten en un saco y los ponen de nuevo en el mar para que se mantenga frescos hasta la hora de su venta. Que mejor lugar para almorzar, así que aprovechamos para comer algo de marisco.




Después del almuerzo vamos a visitar una de las ciudades de adobe más grande de la América pre-hispánica, capital de la cultura Chimú (siglo XII), la ciudad de Chan Chan, con un área de más 20Km2. Este lugar es declarado patrimonio Histórico y Cultural del Mundo por la UNESCO. El lugar es maravilloso, visitamos el templo Tshudi, con sus muros de adobe, sus pasadizos angostos hace que este templo sea un laberinto, sus grandes plazas, sus mosaicos y sus relieves. También en el interior de este palacio encontramos una pequeña laguna artificial realizada por la cultura chimú.


Ahora visitamos la plaza de Armas y sus casas coloniales, donde podemos contemplar sus maravillosas ventanas con sus rejas. La verdad que esta ciudad nos ha impresionado. Solamente decir que todos los turistas no deben de dejar de visitar estos lugares, merecen un hueco en la agenda.


No hay comentarios