España

Perú 2008: Cruz del Cóndor.

Séptimo Día. 26 de agosto de 2008.
Nos levantamos y desayunamos. A las 6:30 horas nos recogen, la mañana esta algo fría pero el día se terminará despejando. Una vez que recogemos a todos los compañeros del grupo nos dirigimos hacia la Cruz del Cóndor. Por el camino hacemos varias paradas una para ver las terrazas que forman el valle, también vemos una piedra Inca, en la cual esta tallada el croquis de la zona, donde están señaladas las parcelas y los riegos, estos Incas usaban esta piedra para bendecir las cosecha de todas las terrazas sin tener que desplazarse. A continuación vemos unas tumbas que se encuentran en un risco a gran altura, antiguamente los grandes jefes eran enterrados en las partes altas de los riscos para estar más cerca de sus dioses. En una de estas tumbas contemplamos esta pintada de rojo, que nos indica que es una tumba de una persona de la realeza. Llegamos a la Cruz del Cóndor, esta cruz esta situada a 1.200 metros de altitud, que es la misma altitud del Cañón Colorado. Después de un buen rato de estar esperando contemplamos los primeros cóndores, hemos observados 4 jóvenes, que se diferencia por su color café, y dos adultos donde sus alas tienen el color blanco, el macho tiene una pequeña cresta en el pico. Después de dos horas volvemos hacia Chivay. Primero paramos para contemplar una vista general del valle, la siguiente parada es el pueblo de Maca, donde visitamos su iglesia. A la salida nos sacamos varias fotos con un águila y un hibrido de alpaca y llama. Seguimos hacia Chivay, donde almorzamos. Salimos hacia Arequipa, haciendo tres paradas en el camino, una de ellas para ver al conejo de los andes. Llegamos a Arequipa a 16:30 horas. Dejamos la mochila en el hotel y nos dirigimos hacia el museo donde se encuentra la niña de hielo, llamada Juanita, esta niña fue encontrada en la montaña de Ampato congelada, este descubrimiento fue de casualidad, se encontraba en posición fetal con varios objetos en su tumba. Esta pequeña niña tenía unos trece años, se piensa que fue una princesa Inca, que se llevo a dicho volcán para ser sacrificada. Para calmar a los dioses. Luego nos fuimos a cenar a la plaza de Armas, con Carolina. Por primera vez he probado el cuy, muchas proteínas pero poca carne. Después de una pequeña caminata a dormir.



No hay comentarios