Destacado

Yucatán 2016: Mayapán.

Llegamos a Mayapán, zona arqueológica que se encuentra al sur de la península. La entrada cuesta unos 40MXN$. Es una zona bien conservada y desde el primer momento nos cautiva su plaza principal donde encontramos todos los edificios principales, así que no tenemos que caminar mucho porque todo se encuentra a mano.



Esta ciudad estuvo amurallada y ocupo una extensión de 4 kilómetros cuadrados, fue una de las ciudades mayas más importantes de la península, es así que tuvo una población de 12.000 habitantes. Encontramos varios templos que casi seguro fueron usados por los gobernantes, algunos podemos distinguir aún las columnas. Abajo encontramos el Templo de los Nichos Pintados, este templo está compuesto por siete habitaciones, en dos de ellos podemos ver evidencias de pinturas.




Llegamos a la plaza principal donde encontramos plataformas, santuarios y altares, donde encontramos la Plataforma de los Danzantes con una escalinata. Así como la sala de los Reyes pero nosotros nos fijamos en la pirámide principal, el Castillo de Kukulcán, es una copia en menor escala de la pirámide Chichén Itzá. Subimos los 15 metros de altura para poder observar desde lo más alto de Mayapán toda la zona arqueológica.




También podemos ver el Templo Redondo, que se encuentra encima de una base rectangular, este edificio tiene carácter ceremonial, podemos ver un pequeño altar y un santuario situado en el lado norte.



El Templo de los Guerreros y el Santuario de la Culebra, todos estos templos se encuentran al noroeste de la Plaza Central, cada templo tiene figuras representativas de serpientes o culebras.






Relieves, frescos, escalinatas, columnas, un cenote o pequeño pozo recubierto por planas, calles bien señaladas, altares, santuarios, y muchas cosas más que nos escapan hacen que esta zona arqueológica tenga una magia especial, nos ha sorprendido gratamente estas ruinas que no esperábamos encontrar en tan buen estado. Nos leemos.





En nuestra visita vimos una pareja con un niño que jugaban entre las ruinas, y en uno  de los saltos el señor no se apoyo bien y cayó de lado, dándose un buen golpe en el costado, pudo salir caminando pero llevaba muy dolorido el hombro y el brazo, por ese motivo debemos tener mucho cuidado en las ruinas y lleva calzado adecuado.