Destacado

La Habana 2016: Plz. San Francisco.

Llegamos a la plaza de San Francisco de Asís, esta plaza fue construida en el siglo XVI cuando todavía atracaban los barcos españoles, hoy atracan los cruceros. Podemos ver los turistas desembarcar y tomar la plaza para comenzar su visita a la ciudad.


Cuando llegamos nos encontramos al otro lado de nuestra posición la Aduana de La Habana, ubicada en el antiguo muelle de San Francisco, se construyó en el año 1910. De fachada larga destaca sus balcones y sus torres. Hoy en día funciona como terminal de cruceros.


En el centro encontramos la fuente de Los Leones, una de las más hermosas de la ciudad. Cuatro columnas de mármol blanco de Carrara dan descanso a cuatro leones, la altura de la fuente es de 2,5 metros. En una de nuestras visitas podemos comprobar como muchos novios vienen a sacarse las fotos  de la boda aquí. Esta fuente ha sido cambiada de sitio varias veces.


La Lonja del Comercio de La Habana también se encuentra en esta plaza, arriba podemos ver la foto del edificio detrás de la fuente y abajo tenemos parte de la fachada. Este edificio de oficinas se construyó en 1907, en la primera planta estaba destinada a almacenes y bolsa, el segundo piso a oficinas, el tercero a operaciones de la Lonja y los pisos cuatro y cinco fueron alquilados para agentes de aduana y casas importadoras, en el año 1939, se le añade otro piso, manteniendo sus atributos esenciales.


Uno de los edificios más importantes de la plaza es el Convento de San Francisco de Asís del silgo XVII construido por los frailes franciscanos. Fue uno de los edificios principales de la orden en el continente americano.



El convento es una de las visitas recomendables de La Habana, edificio de estilo barroco hoy abarca el museo arte religioso. Una planta de forma de cruz latina y su torre de 42 metros de altura, antiguamente era las más alta de La Habana. Hoy en día la iglesia gracias a su acústica se utiliza como sala de conciertos.


Aquí encontramos una de las estatuas de bronce que tiene esta plaza, el Caballero de París. Uno de los personajes más mítico de La Habana, deambulaba por las calles habaneras regalando poemas y flores. La costumbre es tocarle la barba y cogerle el dedo, por ese motivo está más pulido. El verdadero nombre de este señor era José María López Lledín, procedente de Lugo.


También podemos encontrar el museo Carmen Montilla, el estudio-galería del pintor cubano Nelson Domínguez, el Jardín de Diana de Gales, el Jardín Madre Teresa de Calcuta, una estatua de Federico Chopin sentado en un banco delante del Hotel Palacio del Marqués de San Felipe y muchos rincones más.



También cerca de correo encontramos una Cadeca con un Cruceiro delante, Casa de Cambios, donde varias veces tuvimos que hacer cola para poder cambiar nuestros Euros por CUCs. Nos leemos.