España

Yucatán 2016: Akumal.

Nos quedaban dos noches en México, y lo habíamos dejado para la zona de la Riviera Maya. Las zonas más conocidas son Playa del Carmen, Cancún, Isla Mujeres y Cozumel, pero nosotros buscábamos algo más tranquilo y nos decidimos por Akumal. Es un pequeño pueblo, donde la zona cerca del mar es para los amantes de la tranquilidad, del buceo y de la naturaleza, y donde está la mayoría de los alojamientos para los turistas. Más al interior tenemos donde viven los que trabajan en la zona turística. Aunque llamemos zona turística es mucho menor y más tranquila que el resto de la Riviera Maya. Su nombre significa en maya “tierra de tortugas”, y es un importante hábitat para estos animales marinos. Desde Tulum hemos tardado una hora en llegar. Foto en la Bahía de Akumal.


La razón por que hemos elegido este lugar es para poder nadar con las tortugas en esta bahía, así que el domingo nos levantamos a las 6:15 horas para ir a la Bahía de Akumal a tres minutos en coche desde nuestro alojamiento para poder nadar junto a las tortugas.



Cuando llegamos había poca gente en la playa, y en el agua las barcas y un señor que nada cerca de las boyas. Nos ponemos las gafas y al agua, al principio solamente veíamos algunos peces, pero no aparecían las tortugas. Una de las veces que nos acercamos a la orilla, Inma divisa una, y de la nada aparecen algunas tortugas. Ha sido algo mágico poder nada junto a ellas, una hermosa experiencia. En el vídeo podemos disfrutar de este gran momento que nos a brindado la naturaleza.




Cuando salimos del agua ya notábamos la influencia de gente en la playa, y muchos turistas llegaban en grupo para poder ver las tortugas, nosotros damos por finalizado nuestro baño temprano y nos vamos a desayunar.



Nuestro alojamiento es el Hotel Del Sol Beachfront, hotel con fachada de colores y que da una playa de arena, aunque en la entrada al mar tiene piedras, pero con unas zapatillas problema resuelto, o solamente con tener cuidado. Las habitaciones son amplias y limpias, tiene garrafa de agua potable y cafetera. Los empleados son unos profesionales y siempre con ganas a ayudar, en definitiva, el lugar que buscábamos para terminar nuestro viaje. En la foto superior la playa que se encuentra delante del hotel y abajo foto de la fachada del hotel.


Nosotros hemos llevado nuestras propias gafas y tubos desde España, como sabíamos que la íbamos a usar bastante en los cenotes como en el mar Caribe.  Ha merecido la pena traerlas en la maleta, todo un acierto. 




Parte de la tarde del sábado, cuando llegamos y la tarde del domingo la pasamos en esta playa haciendo snorkel, y tomando el sol con un buen libro. También tenemos que decir que subimos al pueblo a comprar dos “six“ de cervezas para así tener para los dos días, siempre debemos estar bien hidratados :) . En los vídeos podemos ver parte del fondo de la zona de playa de este hermoso lugar.




Nuestro almuerzo fue en lugar que le cogimos cariño desde el principio, Restaurante “Vive la Vida”, está cerca del hotel. Nos encanta comer en estos lugares, en una terraza con vistas al mar, el suelo la arena y una sombrilla para protegernos del sol, el paraíso. Sobre la comida tenemos que decir que es muy buena, las dos veces que fuimos comimos muy bien y lo mejor de todo las cervezas bien frías. El servicio es bueno, así que es un restaurante recomendado al 100%. Tienes la opción de bañarte y volver a subir a terminar la cerveza.



Como aún nos faltaba comprar algunos recuerdos de nuestro viaje por México, le preguntamos al recepcionista del hotel donde podíamos comprarlos, ya que las tiendas que estaban al lado de la Bahía de Akumal no tenían mucha variedad, nos comenta que nos acerquemos a Playa del Carmen que está a 36 kilómetros. Aunque tenemos el GPS pudimos llegar al aparcamiento que nos comentó el recepcionista solamente con sus indicaciones, para volver si usamos el GPS, tardamos unos 35 minutos en llegar al aparcamiento. Estuvimos una hora y media caminando y comprando los recuerdos por la Quinta Avenida de Playa del Carmen. Regresamos al hotel que mañana tenemos que volver a casa, Nos leemos.
Esta avenida es una buena opción para comprar los regalos, encontramos de casi todo.  Nosotros compramos gran parte de los recordatorios en una tienda grande llamada "México Lindo". El aparcamiento es económico hemos pagado por una hora y veinte minutos unos 30MXN$.


Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

No hay comentarios