España

La Habana 2016: Almuerzo.

Estábamos en la Plaza de La Catedral e iba siendo hora de almorzar, iba ser nuestro primer contacto con la gastronomía cubana. Miramos nuestras notas del viaje y teníamos apuntado varios restaurantes de la zona, que anteriormente habíamos mirado en TripAdvisor, pero hay uno que nos llamó la atención desde el primer momento por las fotos y los comentarios de los clientes.


A poca distancia tenemos el Callejón de los Chorros, aquí se encuentra varios locales, nada más entrar en dicha calle nos abordan varios comerciales, es tanto el agobio que nos pasamos la entrada del restaurante, pero nos paramos y le comentamos al último chico que nos quería vender su restaurante, que ya teníamos claro donde íbamos a comer y le damos el nombre, y nos señala donde está, delante de nosotros. “Esto no es un café”, su primer punto a favor es que nadie nos abordó en la calle. La decoración es coqueta y sencilla, pero transmite sensación de estar en un sitio familiar. Nos pedimos dos cervezas (para comenzar ;) )y dos platos, una ropa vieja y un plato de pollo. Su presentación y así como su calidad es de primera clase, todo exquisito a unos precios aceptables.




El servicio es agradable y profesional, fuimos dos veces a almorzar, la primera vez nos atendió una chica que había estado hace poco en Francia y la segunda vez un chico, los dos son unos grandes profesionales, y fue muy ameno conversar con ellos entre servicio y servicio, muy amables. También pudimos hablar con los chicos de la cocina que fueron muy encantadores. Un servicio totalmente profesional, siempre atentos, cercano al cliente y comida de calidad, con buenos productos, así que recomendado cien por cien, es así que volvimos una vez más. Nos leemos.


No hay comentarios