España

Japón 2015: Miyajima, II Parte.

Seguimos nuestra propia excursión por la isla, subiendo a una pequeña loma donde hay una pagoda roja, desde aquí tenemos maravillosas vista del templo Itsikushima Shrine y a lo lejos la pagoda del templo Hokoku Shrine (Senjokaku). Sacamos varias fotos de las vistas y volvemos a bajar.



Caminamos por la zona que se encuentra detrás del templo Itsikushima Shrine, donde encontramos un restaurante con dos mesitas en el exterior, pues aquí nos sentamos a tomar una cerveza Asahi, es costumbre comprar una botella grande y compartirla, pues así lo hicimos.


Seguimos nuestra ruta pasando por algunas puertas que permite entrar en algún templo, pero nuestro objetivo ahora es visitar el templo Hokoku Shrine (Senjokaku).


Primero nos encontramos con una pagoda de cinco pisos, que pertenece al santuario que vamos a visitar a continuación.


La entrada al templo Hokoku Shrine (Senjokaku) cuesta ¥100. Este santuario fue construido en el año 1587, pero nunca fue terminado, por ese motivo podemos encontrar este espacio tan grande. El nombre "Senjokaku" significa "pabellón de mil tatami", en su interior podemos encontrar muchos objetos y algunas pinturas interesantes. Lo mejor de todo es que es un buen  refugio para soportar el calor al ser una zona tan grande y abierta. 

Cuando terminamos la visita aprovechamos para comprar algunos regalos en las tiendas que se encuentra en una de las calles cercanas al templo. Estuvimos caminando por todas las pequeñas calles hasta llegar hasta la estación de ferry, pasando hasta por un pequeño túnel que se encuentra enfrente de dicha estación.




Nos dirigimos a nuestro hospedaje, el hotel Ryoso Kawaguchi, donde habíamos dejado la mochila esta mañana. Es un alojamiento de estilo japonés, sus habitaciones con suelo de tatami (tejido de paja), camas a estilo futón y aseo privado, son maravillosas. También tiene aire acondicionado, hervidor de agua y televisión. Nos ha encantado este hotel, todo una grata sorpresa.


Dejamos las cosas en la habitación, y bajamos a uno de los onsen a darnos un baño. La ventaja que tiene este onsen es que es privado, te puedes bañar con tu pareja o familia sin tener que separarse por sexos como es habitual. Este hotel tiene dos onsen. Después de vestirnos subimos al tercer piso (zona de lectura y de relax) a ver las vistas  y tomar unas cervezas que habíamos comprado en una máquina expendedora que estaba cerca de la recepción, los que nos conoce sabrán que bajamos más de una vez por cervezas...... Que bien nos vino ese tiempo de relax.


Nos preparamos y salimos, un paseo por las calles ya casi desiertas, porque es casi de noche y muchos turistas han regresado en el ferry. Nos dirigimos hacia el torii porque a esta hora la marea esta totalmente vacía y podemos llegar caminando hasta ponernos debajo mismo (más imágenes en la galería al final de la entrada).


Luego nos fuimos caminando, por las calles ahora vacía de turistas hasta el restaurante Mametanuki, aconsejado por la señora del hotel, la verdad que cenamos muy bien. Luego seguimos paseando por las calles de la isla. Termina un bonito día en Japón, nos leemos.




No hay comentarios