España

Grecia 2013: Primeras horas en Atenas.

Comienza un nuevo viaje, el cual llevamos organizando meses. Nuestro vuelo hacia Madrid sale a las 2:40 horas. Llegamos al aeropuerto de Gran Canaria con tiempo suficiente y con las tarjetas de embargue, así que solamente facturamos las maletas. Hace un año que no pasamos por el aeropuerto y ya podemos ver cambios, ahora el control de seguridad está a la izquierda y no detrás de la facturación, como estaba antes. Una vez pasado el control, solamente nos queda embarcar. El vuelo sale puntual y llegamos a Madrid 6:15 horas (hora local, peninsular). Después de desayunar, buscamos la puerta de embargue para nuestro destino final, Atenas.


Nuestro vuelo estaba previsto para las 10:30 horas, pero tiene un retraso de unos 20 minutos. Después de un vuelo tranquilo, donde sobrevolamos algunas islas mediterráneas e Italia, llegamos al aeropuerto de Atenas Eleftherios Venizelos a las 15:30 horas (hora local). Una vez recogida las maletas, bueno tengo que comentar que algún mozo del aeropuerto de Madrid se le ha ocurrido escribir en nuestra maleta, escribiendo algunos nombres de ciudades de España, ya que nosotros tenemos escritos los países que hemos visitado, algunos le gusta bromear con lo ajeno, sin comentarios.





Tenemos algunas opciones para llegar al centro de la ciudad, barajamos dos en guagua (autobús) o en metro, nos decidimos en esta ocasión por la guagua (autobús). Cuando sales del aeropuerto a la derecha tienes un pequeño quiosco donde compras el billete del autobús X95 que permite llegar al centro (5€), trayecto de una hora (recuerdo que todo depende del tráfico). La parada está detrás de dicho quiosco. Llegamos a la plaza Síntagma (en griego Πλατεία Συντάγματος), dicha parada esta a la derecha de la plaza si nos situamos mirando hacia el parlamento Helénico. En dicha plaza tenemos una boca de metro, hacia allí nos dirigimos. El metro en Grecia está compuesto por tres líneas: roja, verde y azul. En esta plataforma de Síntagma pasa las líneas azul y roja, la azul nos permite llegar al aeropuerto y la roja a nuestro hotel. Así que cogemos el metro, en la estación tienes la posibilidad de comprar el billete para un trayecto sencillo cuesta 0,70€, tienes un billete de 24 horas que cuesta unos 4€, y luego están los trayectos al aeropuerto (que ya contaré). Después de tres estaciones llegamos a Metaxoughio. A pocos metros de la boca del metro encontramos nuestro hotel, hotel Apollo, sencillo pero con una buena ubicación y con una terraza con unas vistas, que ya contaré.



Después de instalarnos en la habitación ubicada en el tercer piso, salimos a tomar la primera cerveza. Como solemos hacer las primeras horas de nuestros viajes salimos a reconocer la zona. Primero tomamos una cerveza en un local, donde tenemos el primer contacto con las cervezas griegas, en este caso con la Mythos, la de 0,5l unos 3€ (foto superior).


Cambiamos de local, ahora estamos en una pequeña terraza delante de una avenida (foto superior), donde no para de pasar coches y gente, aquí probamos la Fix (0,33l a 2,50€), este será el sitio elegido para los próximos días. 


Luego nos vamos a otro lugar, en una zona menos transitada, pero más pequeño que el anterior, aquí pruebo una nueva cerveza griega, ahora Zeos (fabricada en la península del Peloponeso, 0,33l a 3€) e Inma tiene el primer contacto con el café frappé (elaborado con café instantáneo atomizado, más hielo, leche, azúcar y cubierto de espuma), el precio puede varias de 1€ a 3,50€, este café es muy popular en Grecia. En esta terraza mantenemos una charla con un señor que fue marinero y estuvo por las Canarias, nos enseña la primera palabra griega “Jámas”, salud en griego, así que después de un brindis y unas palabras en inglés nos despedimos, bueno ahora recuerdo que fue al coche a buscar música griega que luego la puso en el equipo de la terraza, que nos permitió terminar la cerveza con música de fondo.


Después de esta ronda nos vamos al hotel a cenar. En la última planta, hay una terraza con unas impresionantes vistas de la acrópolis. Pues allí nos fuimos a cenar, el menú es muy sencillo, bueno una sola hoja de comida y el resto de bebidas. Nos pedimos los platos típicos griegos la musaka y el queso feta al grill. Lo mejor son las vistas y el precio de la terraza son asequibles, bueno se acaban las primeras horas en una nueva ciudad para nosotros, Atenas. Nos leemos. Día 1 – Martes, 3 de septiembre de 2013.


No hay comentarios