España

Vietnam y Camboya 2012: Tam Coc.

Llegamos a Tam Coc donde tenemos nuestro hotel, Hotel Yen Nhi. Las instalaciones del hotel está bien (no son modernas, pero tiene wifi) y el personal una vez más es muy amable. Dejamos las maletas y nos duchamos para luego salir a almorzar. En esta zona la especialidad es la carne de cabra así que nos vamos al restaurante Tra My donde probamos dicha carne, acompañado por un menú muy completo: sopa de pollo con setas, arroz, albóndigas de pescado….

Nos vamos al río Ngo Dong. Esta es una de las visitas más famosa de Ninh Binh. Se trata de un paraje natural, que los Vietnamitas llaman la Bahía de Halong en tierra. Llegamos al embarcadero donde vamos a tomar un barco de remo, llamado sampan para navegar por el rio Ngo Dong.


Subimos en el sampan, un señor va en la parte trasera remando con los pies y una chica adelante le ayuda con otro remo, pero con la mano como es normal.  El paisaje  transcurre entre arrozales, formaciones de rocas calizas. La mujer nos habla en un inglés nada fluido, como el nuestro, así que nos entendemos. Vemos cabras a lo lejos, riscos y un paisaje impresionante. 




Nos dejamos llevar mientras navegamos por el río Ngo Dong. Tam Coc es el nombre de las cuevas por las que fluye el río, son tres. Pasaremos dos y terminaremos en la entrada de la tercera. Vemos bajar varias barcas, ya son las 14:16 horas y lo normal es hacer el recorrido por la mañana, pero nosotros hemos pedido la visita por la tarde por un motivo que ya explicaremos. Foto superior entrada a la primera cueva y foto inferior salida. 



Muchos de los turistas que bajan traen mala cara. El motivo es cuando pasamos la segunda cueva (foto superior entrada e inferior salida) llegamos a una lagunita y al fondo esta la tercera cueva. Aquí termina el recorrido y encontramos muchas barcas. Mucho he leído sobre las ventas y el acoso que se producen en este punto. Importunarán y se empeñarán en que compres algo: refrescos, cervezas, y  mil cosas más. A la hora que llegamos están comiendo y jugando a las cartas, y algunas descansando (por ese motivo hemos elegido hacer la visita a esta hora), pero no nos libramos, a lo lejos aparece una barca con una señora que se nos acerca. Estamos mentalizados que no nos van a joder el trayecto, así que nos lo tomamos de buen rollo, y le compramos unos refrescos (para los remeros, que no pueden beber alcohol que tienen que conducir la barca) y unas cervezas (cada una unos 0,75€). Por este dineral no merece la pena mosquearse, que molesta sí, que lo esperaba peor sí, pero al final tomarse una cerveza en lugar impresionante como este, es maravilloso.


Volvemos, cuando regresamos y pasamos la segunda cueva, la barca se para y comienza a sacarnos manteles, sábanas, bolsos y más cosas de telas, sí los dos remeros. Bueno comenzamos un regateo frenético,  comienza por 200.00VND y bajo a 20.000VND, al final 25.000VND, todo un arte esto del regateo. Al final todos contentos, ellos vendieron, nosotros compramos y comienza el regreso al embarcadero.


Por el camino encontramos a los locales haciendo su vida cotidiana, pescando, recogiendo arroz. Cuando nos acercamos al embarcadero, los remeros nos piden una propina, miro hacia atrás, y digo en alto “STOP,  no más compras, ni más dinero”, al final no dicen nada más y terminamos el recorrido de una hora y cuarenta minutos aproximadamente. El paisaje es impresionante y la verdad que ha merecido la pena la visita. Nos leemos. Lunes 10  de septiembre 2012, 8 Día.


No hay comentarios