Destacado

China 2011: Torres de Shanghai.

Viernes, 16 de septiembre de 2011. Estamos delante de la torre Shanghai Worlde Financial Center, y vamos a subir a su espectacular mirador o  atalaya. Un poco de información antes, dicha torre fue inaugurado en 2008 y aunque en su momento fue el edificio más alto del mundo, ahora ocupa el tercer lugar por detrás de las torres Burj Khalifa (Emiratos Árabes) y Tapei (Taiwan). La torre Jin Mao (420,5m), que se encuentra delante, ocupa el sexto lugar. 
Dicho mirador se encuentra en la planta número 100 y el edificio tiene un total de 101 plantas. Un vez que pagamos, la entrada cuesta ¥120, pasamos a una sala donde se encuentra una maqueta de la ciudad, luego nos ponen un proyección de unos minutos sobre el edificio. Luego pasamos al ascensor, todo siempre vigilado y asesorado por una azafata. Ya en el ascensor comenzamos a subir los 100 pisos, a una altura de 492 metros, en todo momento el techo del ascensor está iluminado con luces.  Debajo, imagen del mirador visto desde la calle.

Luego subimos por una escalera mecánica, ya que nos hemos bajado en el piso 98 y por último un ascensor y ya estamos en el mirador. Las vistas son impresionantes, y todo desde aquí arriba se ve muy pequeño. Al principio tuve que acostumbrarme a la altura, ya que me dio un poco de mareo por el vértigo, pero al final bien. Hay zonas donde el suelo es de cristal lo que aún le da algo más de emoción a la visita e impresiona más.

En uno de los momentos que estábamos sacándonos unas fotos, nos damos cuenta que hay un grupo de japoneses sacándonos fotos, al final terminamos posando, como unos famosos, fue alucinante, y al final Inma paso la gorra pidiendo una propina y todos reímos al unísono.  A los pocos minutos entra una pareja, con un perro, ya que ella es ciega, son franceses y estaban grabando un documental. Bajamos a un mirador y a un bar que se encuentra en la planta inferior.





Nos dirigimos hacia el metro, nuestro nuevo destino es un mercado de copias que se encuentra cerca del Museo de Ciencia y Tecnología. Caminamos por estas calles impresionantes, rodeados por unos edificios con una arquitectura alucinante. Cogemos la línea número 2, que nos deja en la misma puerta del mercado ya que se encuentra en el mismo metro, por decirlo de una forma.



Después de las compras volvemos a coger la línea 2 para ir a hacia la calle Nanjing Este. Ahora se nota que hay más gente, casi no entramos en el vagón, apretados como sardinas en lata, apenas podía girar, nos movíamos como las muñecas de Famosa. En una de las paradas, a un señor que estaba delante de la puerta (dentro del vagón) lo pusieron en el muro de enfrente, sin poder resistirse a la marabunta de gente que le empujaba, y mire que estaba cuadrado, él intento caminar en contra de la gente para volver a subir al vagón pero fue imposible. Al final con empujones pudimos bajar en nuestra parada, después de coger aire nos lanzamos a ver la calle Nanjing, pero esta vez iluminada ya que es de noche, y por supuesto con mucha más gente. Muchos letreros y neón nos rodeas, la verdad  que es espectacular.




Son las 19:30 horas y volvemos hacia la parada del bus turístico para cogerlo hasta el Bund. Una vez que llegamos a esta zona pudimos comprobar lo impresionante que es el Pudong (donde están las torres) de noche, y como también el Bund tiene su encanto. Podemos comprobar como el pirulí, la Perla de Oriente gana mucho más de noche.






Volvemos al hotel caminando pasando por delante del puente de Hierro. Antes de llegar nos desviamos, para ir al supermercado a comprar algo para cenar. Terminamos nuestro décimo octavo día de viaje. Nos leemos.



No hay comentarios