España

Siria 2009. Día 8: Teatro Bosra.

Sábado, 5 de septiembre de 2009.



Nos despedimos de Damasco y partimos hacia la frontera con Jordania, hoy terminamos la visita de este país. Antes vamos a visitar Bosra. Ciudad ubicada al sur del país, fue capital de la provincia romana de Arabia. Cuenta con uno de los teatros mejores conservados de la cuenca mediterránea, donde cabían unos 15.000 espectadores. Comenzamos la visita de la ciudad por una avenida, al entrar encontramos dos mujeres sentadas en una de sus calles, nos permiten que las retratemos con nuestras cámaras, seguimos camino hacia la entrada donde se encuentra dicha avenida, a sus lados encontramos las ruinas de esta ciudad, con los restos de edificios, arcos, columnas, etc. Después de recorrer esta avenida, llegamos al plato fuerte de la visita el anfiteatro romano. Al entrar encontramos una pequeña tienda donde compramos una maqueta de dicho anfiteatro, luego seguimos con la visita, el anfiteatro es impresionante, con su escenario decorado por columnas corintias de granito rosa y de mármol, que destacan sobre el negro omnipresente de la piedra volcánica. Además cuenta con asientos esculpidos en piedra basáltica y con una acústica natural asombrosa, y tuvimos la gran suerte que un señor estaba entonando el Ave María, como se oía señores, de lujo. Después de las fotos típicas y algunas muy graciosas, que ya las colgaremos en la galería de imágenes, partimos hacia la frontera.



Para salir de Siria, tuvimos que pagar cada uno unas quinientas libras sirias, estuvimos esperando por el visado de salida unos 30 minutos. Unas vez que llegamos a la frontera de Jordania, tuvimos que dejar los pasaportes, para el visado, unos 20 dinares. Mientras solucionaban el tema del visado, tuvimos que bajar las maletas de la guagua y pasarla por la aduana, por un escáner. En estos momentos es cuando se divide el grupo, debido que hemos estado viajando con un grupo que tiene un paquete diferente a nosotros, nos quedamos catorce. Aunque todos fuimos a comer a Jerash, ellos se quedaban por la tarde para hacer la visita de las ruinas y nosotros seguimos después del almuerzo hacia Aman, capital de Jordania.
Una vez que llegamos a la capital nos dejan en el hotel, estamos divididos en dos hoteles. Descansamos un rato y luego subimos hasta el último piso donde está ubicada la piscina. Hay más empleado que gente, bajamos y nos dirigimos hacia la primera planta. Después de la cena, salimos a caminar un rato por la zona y a comprar agua. Nos vamos a descansar, hoy hemos dejado atrás Siria, un país que nos ha encantado y que nos ha sorprendido gratamente. Damasco, considerada la ciudad más antigua del mundo, es una ciudad muy animada y con encanto.





No hay comentarios