España

Italia 2006. Verona, Romeo y Julieta.

Martes 8 de agosto de 2006. Nuestro sexto día en Italia.



Nos levantamos temprano, estamos en Verona, en la ciudad de Romeo y Julieta. Una vez que desayunamos nos preparamos para salir. Son las ocho de la mañana y ya estamos pateando las calles de esta maravillosa ciudad. Cruzamos el río Adige, mediante el puente de Pietra, nos dirigimos hacia la Iglesia de Santa Anastasia, entramos y estuvimos observando su maravilloso estilo gótico. Ahora nos dirigimos hacia la casa de Julieta, hemos llegado a una buena hora, aún no hay mucha gente, primero pasamos por el pasillo, que nos permite entrar al patio, podemos contemplar en este pasillo montones de notas de amor escritas en la pared. Nos sacamos varias fotos con la estatua de Julieta y como no agarrándole uno de sus senos que dicen que da suerte, la verdad que mucha persona le ha tocado los senos a esta estatua porque se nota por el color, fíjense en la fotografía. Entramos en la casa y podemos ver varios muebles de la época de Romeo y Julieta, esta pareja de enamorados tan conocida en el mundo.




A pocos metros estamos en la Piazza delle Erbe, antiguo foro de la ciudad romana. La plaza de las hierbas es hoy una hermosa plaza, donde un día como hoy se encuentra un mercado, que ha aglomerado a bastantes personas. En el centro de la misma se alinean la columna del Mercado, el Capitello o Tribuna, la fuente de la Madonna Verona y la columna de San Marcos con un león alado. La Piazza se encuentra rodeada de palacios y edificios antiguos. Nos tomamos nuestro tiempo sacamos algunas fotos y nos dejamos llevar entre los diferentes puestos del mercado. Bajamos por una de las calles que nos llevan directamente a la Piazza dei Signori. En esta plaza podemos contemplar grandes maravillas arquitectónicas como el Domus Nova con una fachada a la veneciana del siglo XVII, la Loggia del Consiglio, edificio del Renacimiento veneciano. En la derecha se erige el Palazzo del Comune, del siglo XII, sobre el que se alza la torre de los Lamberti, construida de ladrillo y piedra, y el Cortile del Mercato Vecchio, con la hermosa Scala, escalera gótica de dos tramos. Con un arco se encuentra unido al Palazzo del Tribunal. Al fondo se puede ver el Palazzo del Governo, de finales del siglo XIII. En el centro de la plaza está la estatua de Dante, que se refugió en Verona, invitado por los Scaligeri, durante su exilio de Florencia. Abandonamos esta maravillosa plaza, y seguimos rumbo hacia el Anfiteatro Arena. Que impresionante es este anfiteatro, ya entiendo porque es uno de los más grandes del mundo, es una maravilla y está muy bien conservado. Entramos y podemos observar esta maravillosa obra, es alucinante. Nos tomamos nuestro tiempo sacando unas fotos y grabando en nuestras retinas estas asombrosas imágenes. Salimos de este anfiteatro y ponemos rumbo hacia la tumba de Julieta, donde se cree que estuvo enterrada o está. Antes nos vamos a comer algo, como si estamos Italia, que mejor que una pizza. Una vez visitada la tumba nos vamos a ver el Duomo de Verona, es muy bonito como todos los Duomo de Italia que hemos visto. Una vez terminada la visita compramos unos helados, y callejeamos por Verona, paseando por estas calles tan antiguas y preciosas. Nos dejamos llevar y estamos unas buenas horas caminando. Luego nos dirigimos a nuestro hospedaje para descansar, por la noche salimos a cenar y a descansar que mañana partimos hacia Venecia.




No hay comentarios