Destacado

Perú 2008: Valle Sagrado.

Decimoséptimo día. 5 de septiembre de 2008. 
Hoy viernes nos levantamos, temprano, ya que tenemos un día fuerte. A las 7:15 horas ya estamos saliendo hacia el Valle Sagrado, el conductor se llama Abelardo y el guía Orlando.




Nuestra primera parada es un pequeño mirador para observar el valle, los Incas lo llamaron sagrado porque era muy fértil. Después de las fotos pertinentes seguimos camino. La siguiente parada es Pisaq, llegamos temprano hay muy pocos turistas. Esta zona arqueológica cuenta con siete pueblos, unidos por caminos Incas, algunos de los pueblo aún conserva sus murallas y puertas de entradas, sus terrazas y sus casas, aprovechando al máximo la geografía de la montaña. En esta zona también podemos encontrar tumbas de la época Inca, que se encuentran colgadas en el risco, mejor dicho adosadas a él, como pequeñas cuevas.







Seguimos en coche hacia Ollantaytambo, primero visitamos sus calles de época Inca a pie, ya que los coches no caben, en estas calles aún se conserva parte de sus muros, riegos y diseño de la ciudad Inca. Una vez terminada la visita nos dirigimos hacia la zona arqueológica, en esta pequeña zona podemos contemplar el templo de la luna, del sol, que se piensa que nunca se llegó a terminar, porque al lado están aún las ramblas que servían para subir las bloques de granito o piedras; terrazas de cultivos y ornamentales, donde se plantaban flores, también encontramos varios graneros o colcas. Este lugar fue el refugio del general Ollanta que había secuestrado a la hija del Inca, de la cual se había enamorado. En la montaña de la parte de enfrente encontramos un granero, también podemos observar un dios esculpido en la montaña. Una vez visitada la parte superior, bajamos a la parte inferior, en esta zona encontramos el templo del agua y unas fuentes donde se purificaba el Inca antes de entrar al templo. Terminada la visita nos vamos a almorzar.













Ahora estamos de camino hacia las Salinas de Maras, en este lugar tenemos que pagar S./ 5 por personas porque en el folleto turístico no tiene incluido esta entada, ya que este dinero va directamente para las personas del pueblo. ¿ Como puede haber agua salada en estas montañas? es lo primero que le pregunto a Orlando. Pues bien como nos comenta, el agua sale del subsuelo con una gran cantidad de sal, por lo tanto esta agua se lleva a pozetas y se deja al sol, para que este evapore el agua, el proceso es idéntico al proceso para obtener la sal del mar. Hay tantas pozetas como habitantes tiene el pueblo, esa es la tradición cada vez que nace un nuevo vecino se le hace una nueva pozeta. Por lo tanto deber de haber unas 3.500 pozetas, creando un paisaje hermoso en estas montañas y cerca del río Urubamba.









Ahora estamos de camino hacia la zona de Moray, en este lugar encontramos tres grandes zonas circulares, dos pequeñas y una grande, que los Incas usaban como granjas experimentales, donde probaban la resistencia de los cultivos a las temperaturas y diferentes altitudes. Es maravillosos ver y observar como cada vez que bajas un circulo se nota una temperatura diferente, es asombroso lo ingenioso que fue este pueblo.










Nuestra última visita es Chinchero, en esta ciudad visitamos una comunidad de mujeres que tejen sus propios vestidos partiendo de lana de oveja y alpaca. También hemos subido a la plaza, que aún contiene muros de la época de los Incas y a la iglesia que contiene numerosas pinturas. 






Volvemos al hotel y cenamos un cuy al horno. Última noche en Cusco. Nos leemos.

No hay comentarios