España

Perú 2008: Paracas.

Tercer Día . 22 de agosto de 2008.

Salimos a las 3:30 horas del hotel, nos recoge Moisés y nos lleva directamente a la central de la compañía de autobuses Cruz del Sur, que es la compañía que nos va llevar a Paracas. La estación de autobús parece un pequeño aeropuerto, cogemos un número par cambiar los billetes por un ticket, llevamos las maletas a la zona de facturación, nos la pesan se pasa del peso limite, pero el mozo no nos cobra nada. Nos da los tickets de las maletas, y nos dirigimos hacia la zona de embargue, allí nos piden los tickets y pasaporte, a continuación un señor nos revisa los bolsos mientras otro nos graba con una cámara de vídeo, es una pasada la seguridad de esta compañía. El autobús sale a las 4:30 horas hacia Paracas. Es un autobús grande con dos pisos, amplios y cómodos, a los pocos minutos se nos presenta la azafata, y los pilotos por megafonía, parece que estamos en un avión. El trayecto dura una 3 horas y media. Sobre las 7 de la mañana nos dan un desayuno con un té o café, acompañados de tres dulces. A las 8:00 horas aproximadamente llegamos a Paracas. Sin perder tiempo dejamos en las maletas en un cuarto y nos dirigimos al embarcadero para coger la barca que nos va a llevar a las Islas Ballestas. La empresa que nos hace el recorrido se llama The Zarcillo Connections (www.zarcilloconnections.com) y esta enfrente mismo de la pequeña estación de guaguas. Después de la presentación de toda la tripulación, guía Ricardo, pilotos Ricardo y Carlos, salimos a la mar. Primero pasamos por una fábrica de sal, donde podemos contemplar montañas de este producto preparado para su exportación a Estados Unidos y Canadá. Seguimos por la orilla de la península de Paracas hasta llegar a una de las figuras más impresionante y famosa de la zona El Candelabro, es una maravilla, como han podido hacerlo o mejor dicho como se ha conservado, como comenta Ricardo el guía es debido a las pocas lluvias, aunque nos comenta que las líneas tenía una profundidad de 1 metros antiguamente y ahora mismo tiene unos centímetros pero no nos dijo el valor. Así y todo impresiona a verlo. Muchas teorías explican su creación yo me quedo con la de que fue algún culto a un dios.Seguimos mar a dentro en 15 minutos llegamos a las Islas Ballestas, se nota que es un lugar exclusivo para aves, el olor a excrementos y el color que le dan a la piedra se nota nada más llegar. Pero podemos contemplar en libertar varias especies de aves (zarcillo, pelícanos, pájaros bobos, gaviotas peruanas) y leones marinos, pingüinos y mariscos, como el mejillón. Es impresionante ver una mancha negra en un llano lejano y contemplar miles de aves todas juntas. Después de unos minutos contemplando toda la fauna volvemos al embarcadero de Paracas. Allí nos ponemos de acuerdo con Ricardo el guía y contratamos un tour para visitar el Parque Nacional de Paracas.



Cogemos una pequeña guagua que nos lleva a la entrada de dicho parque, una vez pagado el ingreso que son S/. 5 (soles), seguimos camino hacia el parque, a unos pocos minutos nos bajamos de la guagua donde Ricardo nos explica que la carretera por la que estamos circulando no es asfalto sino una mezcla de sal, arcilla y el paso de lo caminos con sus gomas le han dado el color negro, como todo buena explicación nos hace una demostración in sito donde se demuestra que es sal y algo más lo que pisamos. También nos explica el motivo de las montañas de conchas de ostras que podemos ver a los lados de la carretera, para no contarlo todo lo dejamos como un misterio para que aquellos que visiten la zona tengan algunas sorpresas y no contarlo todo en este blog. En esta parada entablamos conversación con un chico de Barcelona, llamado Xavier, qué también esta viajando por Perú. Llegamos a la formación rocosa llamada Catedral, que en el último terremoto a perdido su forma que le ha dado fama, pero así y todo es aconsejable ver toda la costa que podemos contemplar desde este mirador natural, donde vemos como los pescadores usan una cuerdas para poder bajar el acantilado, 52 metros de altura, para poder pescar en la misma orilla del océano. También podemos observar la playa del Diablo famosa por sus corrientes. Seguimos camino pasando entre duna y dunas de arenas, hasta llegar a un mirador natural donde podemos contemplar a un pueblo llamado Lagunilla y mucha más arena. Bajamos hacia dicho pueblo, antes paramos en una playa con arena rojiza, aprovechamos para sacar unas fotos porque los colores lo merecen. Llegamos al pueblo, esta compuesto por dos restaurantes, varias casas, un puertito pesquero. Nos sentamos a comer los tres, primero el señor del bar te demuestra que el pescado es fresco enseñándonos un ejemplar de corvina, al final Inma se anima por la corvina, yo he preferido la cabrita. Ya era hora nos tomamos nuestra primera cerveza, una cuzqueña, ha pasado el examen tiene un aprobado. Una vez, almorzado nos volvemos al pueblo, como nos falta unas dos horas para irnos, ya que nuestra guagua sale a las 17:00 horas hacia Nasca, nos bajamos al pueblo los tres con Ricardo en la guagua, caminamos por la avenida, observamos a los pescadores para sacar un lancha del agua, en este pequeño puerto hay una gran flota de pesqueros. Como buena avenida tiene unas terrazas, como nos comenta Xavier aquella siempre esta llena porque ayer también estaba a tope, pues nada allí nos dirigimos. Aquí me tomo mi primer pisco e Inma se toma una Inka Cola. Una vez terminado nos dirigimos hacia la agencia donde tenemos que coger la guagua, después de sacar unas fotos y una pequeña espera salimos hacia Nasca. La guagua primero hace una parada en Ica (una hora), donde Xavier se baja, nosotros seguimos camino a Nasca, tres horas más de trayecto. Nos recogen y nos llevan al hotel Majoro, una antigua hacienda, que es impresionante, cenamos y a la cama.

No hay comentarios