Destacado

Turquía 2007: Hacia Capadocia.

En el camino podemos contemplar una panorámica del Gran Lago Salado. Ya estamos cerca de Capadocia, una vez que vamos entrando en la zona podemos comprobar lo mágico y espectacular que es esta comarca. Antes de llegar al hotel donde nos vamos a alojar, hacemos una breve parada para sacar unas fotos a “Las chimeneas de las Hadas”, que son las más conocida y fotografiadas de toda Capadocia. Estas se encuentran en el valle de Ürgüp, estas chimeneas son las que salen en los billetes turcos. El hotel donde nos alojamos es el Perissia, de cuatro estrellas, está bastante bien, algo viejo, pero bastante cómodo, y la comida es muy buena. Tiene unos jardines donde nos sentábamos por la noche a tomar unas cervezas y a hablar, las cervezas las habíamos comprado en un chiringuito que estaba a unos minutos del hotel.



Formación de las Chimeneas de Hadas: Con el desgaste del estrato formado por la lava debido a las inundaciones y al viento aparecieron unas interesantes formaciones conocidas como "Peribacasi" (Chimeneas de hadas). El agua de las inundaciones, al abrirse camino en las inclinadas laderas, causó el desprendimiento de rocas y la aparición de profundas grietas en el estrato de toba. Estos movimientos retroactivos originaron que la capa inferior del estrato formara a lo largo de los años, y con el desgaste, unos cuerpos cónicos que estaban coronados por unos sombreros de mayor dureza y por lo tanto más resistentes a la erosión que correspondían a la capa superior. El cuerpo está formado por piroclastos de toba, tufita y ceniza de volcán (materiales blandos). Por lo contrario, la estructura del sombrero contiene piroclastos más duros como el lapilli y la ignimbrita, formando una roca mucho más resistente que el grupo de roca que forma el cuerpo. Esta característica es indispensable para la formación de chimeneas de hadas. La vida de estos pináculos depende en gran parte del grado de resistencia de la roca del sombrero. (Información obtenida de la web Kayadam). Nos leemos.









No hay comentarios