Destacado

Yucatán 2016: Acancéh.

De regreso de los cenotes de Cuzamá decidimos parar en Acancéh, para visitar dos construcciones mayas, una pirámide y el Palacio de Estucos. El nombre de Acancéh significa “gemido de venado”, esta antigua ciudad maya llego a cubrir una superficie de unos 4 kilómetros. La entrada nos ha costado 40MXN$ por persona. Esta zona arqueológica está dentro de la Ruta Puuc (Puuc significa montículos).







Subimos hasta la pirámide de 11 metros de altura para ver los mascarones, ocho en total, modelados en estuco. Estos estucos se piensa que representan deidades. Estar delante de estos mascarones es algo inesperado, habíamos oído nombrar la zona de Acancéh por estar en la ruta Puuc, pero no esperábamos ver estas maravillosas obras.


Cuando bajamos nos dirigimos hacia el Palacio de los Estucos, que estaca por su friso de la fachada, cuyas figuras de estuco representan entidades sobrenaturales o deidades, quizá sustentando el linaje del gobernante. La primera foto de está entrada es desde lo alto de dicho Palacio, donde las iguanas corretean por sus piedras.



Desde esta zona privilegiada podemos observar parte de la iglesia, iglesia colonial del siglo XVI, donde encontramos le virgen de Guadalupe. A la hora que llegamos se encuentra cerrada, por ese motivo solamente podemos ver el exterior, y su alrededor donde observamos edificios coloniales. Nos leemos.