Destacado

Marrakech 2016: Primeras horas.

Comienza el primer viaje del año, y esta vez nos vamos a Marruecos, para ser más exactos a Marrakech. Viajamos con Binter desde Gran Canaria a Marrakech, vuelo de dos horas y poco.  Nuestro vuelo estaba previsto para las 10:15 horas pero sale con retraso. Después de un vuelo tranquilo, llegamos a Marruecos. Tuvimos que rellenar un formulario para pasar el control de aduana, ese formulario no nos lo dieron en el avión en por ese motivo tardamos más de lo normal en pasar el control. 



Cambiamos algo de dinero en el aeropuerto, pero la verdad no hubiera sido necesario ya que cerca del hotel había una “Casa de cambio”. Nos recoge el chófer que había enviado Bernard, Bernard es el dueño del riad. Nos alojamos en el Riad Argan, y había contratado los traslados aeropuerto – hotel- aeropuerto. En diez minutos llegamos a la zona de parking de la medina donde ya nos esperaba Bernard.

Nos alojamos en el Riad Argan (riadargan@gmail.com), ha sido todo un acierto. Lugar hermoso y a pocos minutos de la plaza de Yamaa el Fna. La palabra riad en árabe significa edén, un jardín, una casa donde sus habitaciones se distribuyen en torno a un patio interior, con una pequeña fuente o algunas plantas (primera foto de esta entrada).

Después de dejar las maletas en la habitación del primer piso y de contactar con una guía para la visita de mañana, Bernard nos acompaña hasta la plaza de Yamaa el Fna, para indicarnos el camino y como movernos por la medina, también nos da varios consejos de donde comer.





Bernard se despide de nosotros y nos vamos a almorzar, después de mirar varios sitios nos vamos a un extremo de la plaza. Almorzamos en la última planta del Café Kessabine, donde nos pedimos un cuscús vegetariano y una tajine de carne, con dos zumos naturales por 155 MAD. Buen servicio, buena comida y buen precio, las tres "B (bonito, bueno y barato)". También tiene wifi así que pudimos comunicarnos con la familia. Tiene buenas vistas desde esta última planta. Nuestra primeras horas en Marrakech nos permite ver una ciudad tranquila pero con mucho movimiento de gente, algunos ganándose la vida como puede y otros haciendo turismo. Nos leemos.