España

Italia 2006: Catacumbas y El Palatino.

Jueves  24 de agosto de 2006. Nuestro segundo vigésimo día en Italia.  A las 8 ya estamos desayunando. Hoy tenemos un día duro, vamos a visitar las Catacumbas de San Calixto. Las Catacumbas de San Calixto se encuentran a la salida de Roma por la vía Apia. En el siglo II, comenzó a utilizarse la zona como lugar de enterramiento. Cogemos  la guagua (bus) en la Plaza de San Giovanni, la guagua es la número 117. Después de un pequeño recorrido llegamos a la entrada de dichas tumbas. La entrada nos cuesta 10€, con un guía en español.


Empezaron a existir hacia la mitad del siglo II y forman parte de un complejo que ocupa una extensión de 15 hectáreas, con una red de galerías de casi 20 km en distintos pisos, y alcanzan una profundidad superior a los 20 metros. En ellas se enterraron a decenas de mártires, 16 pontífices y muchísimos cristianos. Reciben su nombre del diácono (y más tarde, papa) San Calixto, designado a principios del siglo III por el Papa Ceferino como administrador del cementerio. De ese modo, las catacumbas de San Calixto se convirtieron en el cementerio oficial de la Iglesia de Roma. Después de su visita con un grupo de valencianos, nos dirigimos hacia las Catacumbas de San Sebastiano.


Catacumbas de San Sebastiano son de las pocas catacumbas que nunca han quedado ignoradas. De ellas proviene el nombre “catacumba”: en este lugar existía desde el siglo I una gran oquedad, pues se utilizaba como cantera para la extracción de pozzolana. El mártir más famoso aquí sepultado es San Sebastián, a quien está dedicada también la basílica de ingreso al área subterránea.  La entrada también cuesta 10€. Una vez dentro de la Basílica descendemos por una escalera a la galería donde hay varios cubículos. Se llega a la Cripta de San Sebastiano, que tiene un altar de mesa que se encuentra sobre el mismo lugar del anterior y el busto de San Sebastiano atribuido a Bernini. Después de un recorrido de unos 40 minutos volvemos a salir a la superficie y nos dirigimos hacia la parada de la guagua. Regresamos en la guagua número 3 directamente hacia el Coliseo Romano. Bueno como no pudimos sacar fotos os dejo unas postales escaneadas.


Una vez que llegamos al centro de la ciudad visitamos El Palatino. La colina más famosa de Roma y donde se asentaron los primeros habitantes de la ciudad, mil años antes de Cristo, por este motivo se le conoce como la cuna de Roma. Lugar residencial de los emperadores.




Después de caminar entre ruinas, así como visitar el museo y perdernos por los túneles, nos vamos almorzar. Nos leemos.




No hay comentarios