España

Perú 2008: Rafting.

Decimosexto día. 4 de septiembre de 2008.
Hoy jueves después de un día de paro todo vuelve a la normalidad, bajamos a la plaza de Armas, a las 9:00 horas salimos en guagua hacia el río Urubamba, vamos a hacer rafting. Ya hemos hecho una vez rafting en Costa Rica, hace ya tres años. Después de una hora y media llegamos al campamento, allí nos dan todo el equipo: cascos, chaleco de salvavidas, y traje neopreno, ellos cargan las lanchas y los remos. Ahora nos dirigimos hacia el punto de salida, a 15 minutos en guagua del campamento. Nuestro punto de salida esta cerca de un puente, allí mismo nos dan las explicaciones del manejo, comandos y seguridad, pero sucede que el guía encargado de dar estos comandos, solamente da la explicación en inglés, su nombre es Carlos, y mira que es peruano pero el castellano apenas lo uso en su explicación, gracias a Eduardo que nos llamo a parte a los nueve que hablábamos castellano y nos lo volvio a explicar, pero ahora en castellano, ingleses eran ocho. Cuando se van hacer los grupos Eduardo nos comenta que el tiene que ir con unos ingleses porque se van a quedar varios días con él en el campamento, sin pensarlo nos fuimos con Jimmy la cuestión era no ir con Carlos. Pues al final resulto que Jimy fue un espléndido guía, éramos un grupo de seis, cuatro valencianos (una chica), y nosotros dos. La duración del rafting fue de unas dos horas, primero comenzamos practicando todos los comandos y habituándonos a nuestro puesto en la barca. Pasamos por rápidos de nivel 2 y nivel 3, en uno de ellos nos tuvimos que bajar, porque era muy peligroso y el año pasado perdieron la vida varios turistas, por lo tanto pasaron solamente los guías mientras que nosotros pasamos por la orilla caminando, tres minutos. Al final del recorrido nos cogió una pequeña llovizna, que le dio otro encanto al rafting. Llegamos al campamento después de las dos horas, una vez allí nos secamos y nos fuimos a comer. Salimos hacia Cusco a la 15:00 horas.




Una vez en Cusco nos fuimos al hotel, nos preparamos para salir. Cogimos un taxi y nos fuimos al centro comercial de El Molino, es una zona de una sola planta con muchas tiendas, parece un mercado, pero encuentras de todo. Después de algunas compras a cenar y a dormir.


No hay comentarios